Crítica: Dumbo

Crítica: Dumbo

El director Tim Burton se ha caracterizado en la industria cinematográfica por dejar una marca inconfundible a lo largo de su carrera y sus grandes proyectos en la pantalla grande. Su más reciente obra es Dumbo, el clásico de Disney donde el tierno elefante a cautivo a miles de fanático desde unas décadas atrás.

Sin embargo, a juzgar por los detalles que han sido revelados y el lanzamiento del último tráiler, el film de Dumbo, según algunos críticos, carece de la magia tradicional que ofreció el clásico hace tiempo y que no se observa en esta nueva adaptación live action.

Por ello, se cree que la película “El libro de la Selva” es uno de los pocos remake que pueden sacarse con pinza tras el excelente resultado, ya que en su mayoría cuentan con errores comunes, desde aspectos visuales muy bien trabajados y narrativas poco enriquecidas. Así que desde hace mucho, la gran industria de Mickey ha quedado debilitada al momento de alcanzar los niveles de genio y calidad del material original; lo cual se traduce en largometrajes que no logran funcionar plenamente si no se tiene en cuenta su procedencia, aunque algunos opinen lo contrario por no ver un poco más allá.

Ahora, centrándonos netamente en el trabajo de Dumbo, antes de su estreno ya empiezan a verse algunas fallas características y recurrentes en otros film, donde se abusa del diseño de producción y se caen en los excesos sin necesidad. Quizás para el público sea un simple detalle, pero para los fanáticos del cine y todo lo que representa, es un aspecto muy importante.

Parte de los abusos excesivos radican en la estética general de los ambientes, como escenarios artificiales, tratamientos de la luz desmedidos y colores de cámara que no logran concatenar con el resto de la proyección. Lo único que puede rescatarse con algunas escenas en las que Burton toma las riendas y se adueña del control creativo.

Esto también puede notarse ante el maniqueo y plano tratamiento de personajes, donde se pierda toda posibilidad de sorpresa, que de manera original y natural, posee Dumbo desde su primera aparición. Además, el protagonismo del tierno elegante orejón se ve desplazado por la presencia de unos humanos poco llamativos.  

Más allá de todos estos aspectos y críticas puntuales plenamente cinematográficas, resta ver el resultado final completo para elaborar una observación oportuna sobre los detalles que aún no se han podido ver en tales adelantos. Cabe destacar que, mientras tanto, el monstruo de Disney sigue trabajando sin dar su brazo a torcer para seguir con la refabricación de grandes éxiros, que con o sin errores, van a determinar un éxito, únicamente por tratarse de la compañía de las dos orejitas negras; aunque esto implique transformar cintas de una emotividad tan enorme como aquella cinta de Dumbo realizada por Ben Sharpsteen, donde la planificación fue pensada desde el corazón.

Por último y sin caer en spoilers, podemos adelantarse que existe una escena del circo; que aunque parezca irónica por el contexto en el que se presenta, representa una de las mejores en todo el largometraje. ¿Coincides igual que algunos expertos?


Comentarios

Para comentar este artículo, inicia sesión o registrate.