Crítica: Tomb Raider

Crítica: Tomb Raider

Tomb Raider es la nueva adaptación del videojuego con el mismo nombre a la pantalla grande. Esta cinta está dirigida por Roar Uthaug, quien es el mismo director de La Última Ola. Y está protagonizada por Alicia Vikander a quien conocemos por su papel en Ex Machina.

En cuanto a la dirección esta es una cinta que está muy bien trabajada, es una película directamente de acción que te mantendrá emocionado desde los primeros minutos de la misma hasta el final. Debemos destacar que esta no es una tarea sencilla de lograr, pues muchos directores lo han intentado, sobretodo en películas basadas en videojuegos y no lo han logrado, como comparación podemos ver Assassin’s Creed.

La actuación de Alicia Vikander en este papel sorprende muchísimo, pues a ella la habíamos visto en papeles más dramáticos y con mucho menos acción, pero ahora nos encontramos con una Alicia que trabajó su cuerpo y entrenó por mucho tiempo para este personaje y lo logra al 100%.

Debemos destacar además que el papel protagónico de Alicia es muy diferente al que hizo Angelina Jolie hace poco más de una década, en esta cinta nos encontramos con una mujer fuerte y que no está representada tan sexy o voluptuosa como estuvo Jolie.

El guion de esta cinta está bien, pero hizo falta un poco más de historia y de contexto, sabemos que es una cinta que está basada en un videojuego y que anteriormente vimos dos películas de este personaje, pero para los nuevos espectadores que no conocen la historia, si van a necesitar un poco más de contexto.

Los efectos especiales están muy bien, es una cinta muy rápida que no te permitirá casi ni parpadear serán pocas las personas que digan que se aburrieron viendo esta película. Además, las escenas de acción están muy bien coreografiadas y montadas en post producción algo muy difícil de lograr con este tipo de películas.

Por otro lado, el villano sí tiene un impacto interesante en esta cinta, pero no destaca tanto como podríamos haber esperado, este es uno de los puntos débiles. Además, que los actores secundarios no tienen tanto peso como deberían tener y la película es básicamente un solitario de Vikander.

Sin embargo, es una película entretenida, bien hecha y que te divertirá durante toda su extensión, además nos dejan la puerta muy abierta para al menos una trilogía, cosa que disfrutaríamos mucho si esta se llevara a cabo y si mantiene la calidad o incluso, aún más, si logra superarse a sí misma, sobretodo en términos de guion.

Publicado por Jileanaa


Comentarios

Para comentar este artículo, inicia sesión o registrate.